¿Cuál es tu tipo de piel? descubre los cuidados más adecuados para cada una

Para empezar un plan de cuidados lo primero es analizar el tipo de piel que tienes y ¿cómo lo puedes saber?

A simple vista ya podemos ver algunos indicadores:

 

Las pieles secas suelen tener los poros finos y con muy pocas impurezas, no obstante, se nota tirantez y descamación en la piel, ya que tienen falta de lípidos que son los encargados de retener el agua en el interior de la piel y de formar un escudo que nos defiende del frío, el viento, la polución y demás factores externos.

Este tipo de piel tiende a envejecer antes así que es más necesario seguir un plan de acción:

  • En tu rutina diaria no debe faltar la hidratación y la limpieza, un serum dos veces al día es imprescindible, y un buen protector solar, tanto en verano como en invierno
  • Lo ideal es usar mascarillas nutritivas cada 15 días
  • Los tratamientos estéticos como el ácido hialurónico y la radiofrecuencia mejoran el aspecto de la piel, la combinación de ambos hacen que el ácido hialurónico penetre mucho más en la piel, consiguiendo una hidratación en profundidad y oxigenando las células.

Las pieles grasas suelen ser más pálidas y con poros visibles, acné y brillos, pero tienen la ventaja de envejecer más tarde, sin embargo son propensas a cicatrices provocadas por el acné, falta de luminosidad y algunas manchas. Este tipo de piel necesita:

  •  Una rutina de higiene suave con cremas que contengan menos grasa y el uso de cremas despigmentantes para evitar manchas. Este tipo de piel requiere constancia en la higiene.
  • El uso frecuente de exfoliantes ayudará a prevenir la aparición de puntos negros y acné.
  • Los tratamientos estéticos más adecuados serían el peeling médico con vitaminas para eliminar cicatrices de acné,y  alisar arrugas finas

Las pieles mixtas se caracterizan por tener más exceso de grasa en la conocida como zona "T", que abarca frente, la nariz y el mentón, suelen tener espinillas, aunque poco pronunciadas. Este tipo de piel envejece muy bien ya que la grasa evita que aparezcan arrugas precoces y protege la piel de los agentes externos, el mayor problema de este tipo de piel es la flacidez. Esta piel necesita:

  • Limpieza, hidratación y cremas reafirmantes diariamente, y después de desmaquillarse hay que usar siempre un tónico facial.
  • Exfoliar la piel de forma periódica ayudará mucho a mantener el rostro limpio
  • Los tratamientos estéticos como el peeling químico eliminan los poros y dan luminosidad a la piel, la radiofrecuencia es ideal para reafirmar la piel y estimular la producción natural de colágeno de la misma.

En Centro Médico Alma podemos asesorarte sobre cuidados específicos para tu piel de la mano de la Dra Gloria Santomauro.

 

¡ Llámanos y ven a una primera consulta gratuita y sin compromiso!

Escribir comentario

Comentarios: 0