Sequedad vaginal

  La sequedad vaginal es una de las consultas más frecuentes. Puede ocurrir por muchos motivos como la disminución hormonal causada por la menopausia, por terapias hormonales como la píldora anticonceptiva, por tratamientos para el cáncer de mama, miomas uterinos, endometriosis, infertilidad, estrés grave, depresión o ejercicio riguroso, entre otros.

  También puede surgir sequedad por falta de estimulación o excitación sexual, en este caso, y si no hay complicaciones físicas, lo ideal es mejorar la erótica, ya que si una mujer no se siente del todo excitada, su cuerpo no está listo para mantener una relación sexual y no lubricará lo suficiente. Se puede recurrir a una amplia gama de geles hidratantes y lubricantes específicos para aliviar estas molestias, son preferibles de acción prolongada y de base acuosa, ya que éstos no disminuyen la resistencia al látex.

La salud vaginal es muy importante en la salud de la mujer, por lo que, en cuanto aparezcan molestias vulvovaginales es necesario hacer un diagnóstico para identificar las causas.

El estrógeno es el responsable de la humectación y lubricación vaginal, por lo que la disminución de esta hormona producirá sequedad, habitualmente está asociada a periodos como el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia.

La sequedad no afecta solo a las relaciones sexuales, la lubricación vaginal tiene un PH ligeramente ácido, que permite que la zona genital se mantenga libre de infecciones, sin esta lubricación natural estás más expuesta a las bacterias y posibles infecciones.

La vagina también puede resultar más irritada por jabones, detergentes para lavar, lociones, perfumes o duchas. Ciertos medicamentos, el tabaquismo, los tampones y los condones también pueden causar o empeorar la sequedad vaginal.

Hay muchos tratamientos , pero por supuesto, antes de tratar tú misma los síntomas, un médico debe determinar cuál es la causa del problema y el tratamiento más adecuado.

  • Puedes comprar algunos lubricantes y cremas humectantes vaginales en farmacias, a menudo humectarán la zona durante varias horas.
  • Usar lubricante vaginal hidrosoluble durante la relación sexual también es buena opción. Productos como la vaselina, el aceite mineral u otros aceites pueden dañar los condones de látex o los diafragmas.
  • Bebe mucha agua y evita jabones, perfumes y duchas con fragancias o productos fuertes.



Escribir comentario

Comentarios: 0