Bolas chinas para ejercitar el suelo pélvico, ¿las conoces?

Existen muchos mitos  alrededor de las bolas chinas. Se venden en sexshops y tiendas eróticas, con el argumento de que la vibración producida por las bolitas de su interior es una fuente de placer. Eso tiene muy poco de realidad, las bolas chinas realmente son buenas para fortalecer el suelo pélvico y por lo tanto mejoran nuestra vida sexual.

¿De qué material deben ser?

Las bolas chinas actúan como pesas en la musculatura. Tenemos que tener cuidado a la hora de elegir el material ya que no debe ser poroso, por ejemplo el plástico al ser un material poroso acumulará bacterias en estos poros, lo ideal es un material suave y el cordel que une las bolas debe ser o del mismo material que éstas , nunca con cordel de hilo por que puede acumular suciedad y crearnos problemas. La silicona o el elastomed son materiales estupendos .

¿Cómo se usan?

Comenzaremos con una única bola más grande y más sencilla de sostener por nuestra musculatura, que probablemente aún esté débil. Después pasaremos a las bolas chinas que vienen unidas, son dos y pesan más, una vez tengamos estas fases controladas podemos pasar a unas bolitas muy estrechas y pesadas. La buena noticia es que la musculatura pélvica es muy agradecida y podremos avanzar en estas fases muy rápidamente.

Antes del primer uso es importante esterilizarlas metiéndolas unos 10 minutos en agua hirviendo, luego las lavaremos siempre antes de usarlas con jabón neutro y agua. Lo ideal es guardarlas en una bolsita de tela para que estén aisladas de la suciedad exterior.

La forma de utilizar las bolas chinas es muy sencilla. Colocaremos un poco de lubricante en la punta de la primera bola y las introduciremos en la vagina en la postura que nos resulte más cómoda. Puede que os parezcan muy grandes al verlas, pero veréis que se introducen sin ningún problema.

Al ponernos de pie la gravedad hará su trabajo y las bolas tenderán a caer. Nosotras contraeremos el músculo de forma inconsciente para evitar que caigan y de esta manera ya estamos "haciendo pesas" con nuestro suelo pélvico.

Si no podemos con el peso al principio, podemos hacer los ejercicios tumbadas. En la cama boca arriba tiraremos con una mano del cordel de extracción y con nuestra musculatura trataremos de impedir que salgan. Es una especie de pulso con nosotras mismas que nos ayudará a fortalecer el músculo hasta que puedan sostenerse sin problemas.

¿Cuánto tiempo debo usarlas?

Es recomendable utilizarlas de forma progresiva, comenzar caminando con ellas durante 15 minutos las dos primeras semanas, luego pasar a 30 minutos. Si al pasar de un tiempo a otro notamos molestias al día siguiente (agujetas) dejaremos un par de días de descanso y volveremos al tiempo anterior durante otra semana.

Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 o 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo. 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Efren Watwood (miércoles, 01 febrero 2017 13:41)


    Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog and wished to mention that I've really loved surfing around your blog posts. After all I'll be subscribing in your rss feed and I hope you write once more very soon!