Autoexamen de mama y exámenes clínicos

El examen de mama es una buena forma de asegurar que no tenemos signos de cáncer de mama. La mayoría de las mujeres tienen pequeños bultos en los pèchos. Muchas veces, la forma y el tamaño de esos bultitos cambian durante el ciclo menstrual. A veces duelen, justo antes de que baje la regla. De vez en cuando, pero no siempre, uno de esos bultos puede ser un signo de cáncer de mama.

Examina tus propios senos una vez al mes. Las investigaciones han demostrado que el 40% de los casos de cáncer de mama diagnosticados se detectaron primero cuando la mujer sintió un nudo en una mama durante un autoexamen.

 

Examina tus mamas en la ducha. Presiona la piel y la zona adiposa alrededor de toda la mama con los dedos índice y medio, haciendo movimientos circulares, debes buscar algo que se sienta duro y redondo.

  • comienza por la axila y continúa hasta el centro de cada mama, te ayudará colocar el brazo detrás de la cabeza mientras examinas la mama.
  • ponte delante de un espejo e inspecciona visualmente las mamas.
  • levanta tus brazos y observa si hay algún cambio en la forma de la mama.
  • coloca las palmas de las manos en tus caderas y flexiona los músculos del pecho. Debes estar atenta a cualquier hundimiento o pliegue repentino.
  • Aprieta levemente el pezón para ver si sale algún tipo de secreción.

 

Planifica exámenes anuales con tu ginecóloga o tu médico de familia. Debes visitar al médico todos los años para una revisión completa, incluso si te sientes bien.

Habla con tu médico sobre tu historial, con frecuencia, el cáncer de mama es hereditario, por lo que si hay antecedentes en tu familia, es aún más importante que realices estos chequeos.

Haz una revisión clínica de mamas una vez al año, la mayoría de los ginecólogos buscarán bultos o quistes en las mamas de todas sus pacientes, independientemente de la edad o del historial de las mismas.

Recuerda que todos los exámenes mamarios, tanto los autoexámenes, los exámenes clínicos e incluso las mamografía o las ecografías mamarias, son imperfectos. Pueden dar resultados positivos y negativos falsos. Pide una segunda opinión y habla con tu médico sobre todas las opciones.

  • Qué hacer si encuentro un bulto:

Si el bulto se mueve bajo la piel cuando los tocas o empujas con los dedos y la sensación es suave, no te preocupes, pero sigue revisándolo cada mes. Si es duro, tiene forma irregular y no duele, o si aumenta su tamaño, siga observándolo- sobre todo si no se mueve cuando lo tocas y lo empujas y si no hay bultos similares en el otro pecho-Consulte a un trabajador de la salud si vuelves a sentir o sigues sintiendo el bulto después de la siguiente regla. Si del pezón sale un flujo parecido a sangre o pus debes consultar a tu médico sin falta. Si encuentras un bulto, tenga la forma que tenga, pídele a un trabajador de la salud experimentado que lo revise. Y una vez en la menopausia no dejes de hacerte exámenes regulares.

Escribir comentario

Comentarios: 0