Dispareunia o coito doloroso

Se denomina dispareunia a la presencia de molestias o dolor antes,durante o después la relación sexual o coito, que abarcan desde la irritación vaginal postcoital hasta un dolor profundo.

Hay varias causas posibles:

  • Funcional: cuando  no hay una enfermedad o causa orgánica subyacente.No remite fácilmente y requiere terapia continuada.
  • Orgánica: cuando existe una enfermedad o causa orgánica subyacente. Remite rápidamente después de eliminar la causa que lo provoca.

En muchas ocasiones existe una disminución de la secreción vaginal particularmente en la región de la vulva.

Puede ocurrir de forma temprana (dispareunia primaria), o de forma tardía (dispareunia secundaria).

La ubicación de la molestia puede ser externa o interna, alguna mujeres incluso tienen molestias en ambas zonas.

La dispareunia externa puede deberse a himen oclusivo o rígido, a contractura vaginal o a anormalidades de la vulva, la vagina, uretra o ano, ocasionadas por traumatismos o por procesos inflamatorios regionales.

Las causas orgánicas de dispareunia interna incluyen contracciones vaginales en reloj de arena, vagina tabicada, cervicitis grave, reproposición del útero, prolapso de úitero, enfermedad neoplásica del útero, infección en trompas y ovarios, endometriosis pélvica, entre otras.

El examen pélvico revela a menudo una contractura de la musculatura perineal y de los músculos elevadores del ano con aducción de los músculos. Puede existir hipoplasia genital y otras afectaciones congénitas.

  • Tratamiento:

Medidas específicas: la dispareunia funcional puede ser tratada con consejos y psicoterapia. Puede ser útil un lubricante vaginal.Se desaconsejan los lavados prolongados con sustancias detergentes. En la dispareunia orgánica se tratará la causa subyacente.

En mujeres seniles se requiere a menudo un tratamiento estrogénico.

Medidas generales: a veces puede ser necesario la administración de sedantes suaves o relajantes musculares más específicos, alivian la tensión emocional y ayudan a no tener contracturas.

Medidas locales: dilataciones himeno-vaginales en casos de estrechez o dureza del himen. Geles o pomadas anestésicas aplicadas en el introito vaginal. La dispareunia orgánica secundaria a sequedad vaginal puede ser tratada con un simple lubricante hidrosoluble.

Medidas quirúrgicas: himenectomía, en los casos más extremos de dureza o falta de rotura o apertura del himen.

La cervicitis crónica a veces requiere cauterización o incluso resección en cuña del cuello.

Escribir comentario

Comentarios: 0