RADIOFRECUENCIA TRIPOLAR

 

Esta tecnología permite que la energía de radiofrecuencia penetre en las capas más profundas de la piel, sin dañar la capa exterior. De esta manera, la producción de fibroblastos se potencia, y se genera nuevo colágeno que nos ayuda a mejorar el tono de la piel. La radiofrecuencia genera calor para estimular las células, pero no quema y no es doloroso, reduce el tejido adiposo y mejora la calidad y tonicidad de la piel.